COFRADÍA DE LAS ÁNIMAS 1673           PUENTE CASTRO               COFRADÍA DE LAS ÁNIMAS   1673       PUENTE CASTRO

 

 
<div align="center">COFRADÍA DE LAS ÁNIMAS PUENTE CASTRO</div>

COFRADÍA DE LAS ÁNIMAS

PUENTE CASTRO

 

Cofradía de las Ánimas de San Pedro de la Puente del Castro, año de 1673.

Siendo Rector Andrés Jacinto de Córdoba y Abad Pedro de Soto, vecino del arrabal de Santa Ana.

En  cuya Regla figura ya en el año de 1673 :

"Parroquia del Señor San Pedro a la puente del Caftro de efta Ciudad de León"

 

 

 

 

 

Copia del libro que data de 1673 perteneciente a la Cofradía de las Ánimas de la Parroquia de San Pedro de Puente Castro, y que actualmente obra en poder del Párroco de la misma.

uesta bajo la advocación de

Nuestra Señora del

Rosario y Ánimas.


Carta de ingreso fechada en 1879

y capitulos reglamento estatutario


Cuenta Javier Fernández en su libro:

"EL LEGADO HISTÓRICO CULTURAL DE PUENTE CASTRO" (colección "Aljama")

- Era su obligación el pagar los entierros, ofrecer misas, hacer sufragios por las ánimas del purgatorio. La fiesta se hacía  hacia el día de la Concepción de Nuestra Señora, misa cantada con diácono y subdiácono y procesión alrededor de la iglesia.

    Un rito importante era el acompañar al Viático cuando se llevaba a una persona enferma. Asistía un Hermano con una vara y el resto de vecinos portaban velas encendidas, una esquila anunciaba el paso de la comitiva, la gente expectante al oír el sonido se santiguaba(.........) Se rezaba el Rosario de la Buena Muerte y el finado se sentía arropado en sus últimos minutos por familiares y amigos. La regla de 1673 se conserva aun escrita en pergamino, con tinta de pulpa de agallarota de roble y firmada por Juan, obispo de León.

       Sobre el año 1879 se hace la nueva Regla de la Cofradía de las Ánimas. Hay algunas variaciones en la forma pero no en el fondo.

Me cuentan, que cuando se moría algún hermano, el abad mandaba tocar la campanilla por la calle, con un melancólico ritmo, haciendo un llamamiento a los vecinos. Hacían turnos de vela y se colocaban dos pendonetas negras en la puerta de la casa donde había ocurrido el óbito. Mientras tanto otros hermanos hacían la sepultura.

Todos los Cofrades asistían al entierro y a la misa iban con insignia.

La devoción popular a las ánimas llegaba a su punto culminante en el mes de noviembre, no faltaba ningún hermano a la novena.

 

 

 

volver

 

 

El reglamento que rige esta asociación de caridad cristiana

- Cofradía de las benditas Ánimas-

fue modificado posteriormente en 1879.

Resultan curiosos en la actualidad muchos de los puntos y capitulos recogidos en dicho reglamento,

en lo referido a exigencias y execiones de sus asociados.

De lo que no cabe duda es de la ayuda que prestaban a la comunidad de Puente Castro.

Hoy, -con 333 años de historia-aún se sigue manteniendo la cofradía de Las Ánimas en San Pedro de Puente Castro, asistiendo  al velatorio y al entierro de los hermanos con las varas y celebrando la novena a primeros de noviembre.

 

 

 

 

 

varas de cofradías de Puente Castro

nformación recopilada y realización:

Flory Fdez. Castro.